La Máquina de Hacer Sueños

Publicado el 07 - 08 - 2015

En relación a la muestra fotográfica que se inaugura en la UNLa sobre Charly García, les proponemos conocer una gran banda.

  

  Del 8 de agosto al 25 de septiembre se podrá visitar en el edificio Juana Manso la muestra "Charly", de Maximiliano Vernazza. Se trata de una selección de las imágenes que el fotoperiodista viene realizando con Charly García desde 1997.

   Para ponernos en sintonía con la exposición próxima a realizarse la siguiente nota rescata una banda integrada por García, que si bien no es de las más conocidas, seguramente es de las mejores: La Máquina de Hacer Pájaros.

   Su nombre proviene de una idea surrealista, hacer volar al que escuche la música que hacían. Este grupo es una máquina de hacer volar el espíritu y la esperanza. Fue el mejor grupo en cuanto a sinfonía, sonido y armonía. Si bien García se nutrió de grupos extranjeros (YES, Pink Floyd y Genesis) supo adaptar esa influencia a su propia formación clásica y al contexto social y político de Argentina en 1976.

    Lamentablemente sólo publicaron dos álbumes. Luego vendrá Seru Giran y una carrera solista sumamente prolifera. Esos dos discos están llenos de magia, de vuelo. Realmente, García, encuentra un mejor y más elaborado sonido que el sencillo y acústico Sui Generis. La Máquina de Hacer Pájaros además cumplió su promesa, escuchar sus canciones es un vuelo…triste, melancólico, introspectivo.

    Como ejemplo escuchemos, quizá, la mejor canción de toda la producción de la época: “Ah, te vi entre las luces”. Un tema muy largo, más de 11 minutos. Muy instrumental. Con poca letra. Nada comercial para la época. Mucho menos para hoy donde la fugacidad del mensaje queda eclipsada por un bombardeo de imágenes y lucecitas de colores que sólo sirven para vender.

    “Ah, te vi entre las luces” es una obra para disfrutar en soledad. Luego del minuto siete, el cambio rítmico nos sumerge en la nostalgia absoluta. Ese aaaahhhhhh te vi entre las luces, es un grito tristemente esperanzador, casi romántico, sublime.