Un nuevo paradigma comunicacional

Publicado el 27 - 07 - 2016

Compartimos una nota publicada en Revista NAN sobre el movimiento “mediactivista”

Contale al mundo

 

Por Laura Cedeira para Revista NAN - Fotografía: gentileza de MN

 

Un paradigma comunicacional se viene gestando desde hace más de una década en la Argentina. El movimiento “mediactivista” desafía los criterios básicos del periodismo con manifestantes y militantes que no ocultan sus opiniones y cubren los eventos que el resto de los medios ignoran. Juntos conforman agencias de noticias, cooperativas y colectivos culturales que le pelean el “discurso oficial” a los medios mainstream y visibilizan las voces de los que no están en agenda.

“Queríamos hacer de cada persona un corresponsal”, explican los integrantes de la cooperativa de fotógrafos Sub. Eran los comienzos del periodismo ciudadano, la prehistoria, allá por 2001, de las redes sociales. Sub comenzó cubriendo protestas a través del registro fotográfico y la denuncia. “Mostrábamos procesos que eran representados de forma parcial y tendenciosa por los medios hegemónicos.” Más tarde ampliaron sus formas de intervención, ofreciendo materiales para cuestionar y entender los conflictos sociales. La memoria viva de Darío Santillán, el Hospital Borda, la toma del Indoamericano, el monocultivo de soja, el consumo de paco y sus consecuencias en las villas fueron algunos de sus trabajos, presentados tanto en bienales de arte, galerías y museos como en intervenciones colectivas en espacios públicos.

El plurimedio La Posta Regional es un referente en el ámbito periodístico del Gran Buenos Aires. Comenzó acompañando la lucha de la Mutual El Colmenar —el emprendimiento de transporte comunitario más importante del país— con una campaña gráfica y vecinal. A partir de esa acción mediática y por la presión ciudadana, logró que se regulara la tarifa del transporte en todo el distrito. La “militancia mediática” por la mejora de la calidad de vida dio origen también al Movimiento por la Carta Popular, que sentó las bases para la lucha por el Presupuesto Participativo en la región.

Actualmente, jóvenes integrantes de la Productora Cultural El Culebrón Timbal (organización miembro de La Posta Regional) gestionan —junto a vecinos e instituciones de Moreno— un diario, la radio FM 96.5 y el canal 3 de TV. Para Claudia Acuña, integrante de la cooperativa de comunicación y agencia de noticias La Vaca (formada por radio, periódico, editorial, distribuidora, centro cultural y la Cátedra Autónoma de Comunicación Social), lo que buscan estos proyectos es democratizar la información. “Es evidente que el periodismo de la era industrial está en crisis, pero la comunicación no. Las tecnologías crean nuevos desafíos que los públicos comprenden mejor que los profesionales. Esta comunicación coloca al periodista en un lugar menos protagónico. La noticia es la noticia y el medio es sólo una herramienta para construir comunidad. Estos medios crían sus propios públicos. No compiten, sino que conviven en un universo diverso, como diversos son los intereses de las personas.”

QUÉ PASA EN LATINOAMÉRICA

En Brasil los Ninja (Narrativas Independientes Jornalismo y Acción) coparon, hace dos años, los medios de su país y del mundo. Durante semanas se reprodujeron sus coberturas de la visita del Papa Francisco y de las protestas por los gastos para la Copa del Mundo (metidos en la multitud, varios “ninjas” que trasmitían en vivo terminaron detenidos y acusados de “incitación a la violencia”, hecho que acrecentó el interés de la TV). Este colectivo que nuclea a más de mil personas, tiene como antecedente directo a la red Fora do Eixo —experiencia que desde 2004 conecta colectivos culturales y artísticos de diversos puntos del país—, que ya utilizaba las nuevas tecnologías y redes sociales para desarrollar una plataforma de comunicación alternativa. “La gente busca dónde colaborar y construir proyectos colectivos. Vivimos en la era de oro de los media libres y el periodismo independiente; nunca hubo tanto interés en conocer nuevas historias ni tanta facilidad para producirlas”, aseguran desde Fora en referencia a sus más de 349 mil seguidores en Facebook y 43 mil en Twitter.

Un primo cercano de los Ninja nacía en 2013, también al calor de las protestas sociales en Brasil. Facción Latina, la plataforma de mediactivismo más grande de la región, enfrentaba el desafío de encontrar una línea narrativa común para nuclear las realidades de los 19 países y 60 colectivos miembros. “Descubrimos el mayor valor de este espacio: la pluralidad de voces. La capacidad expresiva de los movimientos nos conformó como un espacio político de construcción permanente.” La web de Facción replica noticias e información sobre protestas sociales, proyectos culturales, programas de economía colaborativa, entre cientos de opciones de toda América latina.

Tal vez el mayor logro de este nuevo paradigma comunicacional sea haber puesto en duda la agenda informativa de los grandes medios y señalar que, como dice Acuña, “a una etapa de concentración le está siguiendo otra, de dispersión del poder de los medios”. Suma: “Somos parte de ese proceso social inapelable; entenderlo es el mayor desafío que tenemos”.

Link al artículo:

http://lanan.com.ar/mediactivismo-periodismo/

También podés visitar el Centro Universitario para la Información y Comunicación "Seán MacBride" de la UNLa en la siguiente dirección:

http://www.unla.edu.ar/index.php/centro-mac-bride-presentacion