Comunicación y medios comunitarios

Publicado el 07 - 08 - 2015

Una primera aproximación al universo de medios comunitarios. Su función y algunas características básicas.

Definiciones básicas

    Podemos definir a la comunicación comunitaria como el conjunto de procesos comunicativos gestionados por diferentes organizaciones de la sociedad civil, ya sean sectores sociales, comunidades o grupos, aglutinados por intereses políticos, ideológicos, o en razón de la clase, de edad, demandas comunes, el género, la orientación sexual, intereses comunes, la comunidad de origen, el territorio o asuntos lingüísticos, entre muchos otros factores.

    Los medios de comunicación comunitarios son una herramienta importante para responder a las necesidades de información y comunicación de las comunidades marginadas, tanto en las zonas rurales como en las urbanas, dándoles acceso a la información y al conocimiento. pueden mejorar su participación en la toma de decisiones en el ámbito local.

    Es importante destacar que es el instrumento de expresión de la comunidad y designa un intercambio de puntos de vista y de noticias, y no una transmisión de una fuente a otra. Los medios comunitarios son una forma alternativa de acceso a la información, orientada a la comunidad cercana y las problemáticas que ocurren en ella. Es importante destacar que los medios comunitarios representan una respuesta dinámica a las fuerzas de la globalización, y son un recurso crucial en el proceso de desarrollo dado que desempeñan un rol importante en la democratización de las luchas sociales y la concientización popular.

Antecedentes de los medios de comunicación comunitarios

    Podemos rastrear su origen en los movimientos sociales y políticos de los años 70 y 80. Desde entonces pueden ubicarse intentos y propuestas que buscaban alimentar y hacer posible la acción comunicacional y periodística, desde la óptica popular y ciudadana. El término comunitario se emplea para señalar e identificar diferentes procesos comunicacionales, que se originan y justifican por la labor que cumplen las organizaciones populares, y por tanto, no forman parte del ámbito de los medios comerciales privados, ni de los medios estatales o gubernamentales, reconociendo desde luego las interconexiones con estos campos.

    Dos autores que promovieron este tipo de acción fueron Paulo Freire, brasileño, y Mario Kaplún, argentino-uruguayo. De Kaplún circuló ampliamente “El comunicador popular” (1985) en el que defendió una noción diferente de comunicación. En ese texto compara la comunicación dominadora sustentada en el monólogo, el poder vertical y unidireccional, monopolizada por pocos, con la comunicación democrática que propicia el diálogo, el ejercicio comunitario, horizontal, de doble vía, participativa, que expone el sentimiento de la mayoría. Resume que hay una noción de comunicación que la reduce a la transmisión de información y que es distinta de la noción u opción que se propone una sociedad construida como una comunidad democrática.

    A esta comunicación comunitaria también se la denomina alternativa, participativa, horizontal, dialógica, popular y radical. Todas esas categorías están implicadas. Depende de las nociones políticas, del lugar, de la comunidad y de las prácticas en desarrollo.Sin embargo en los últimos años la denominación más común es la de medios comunitarios y la de comunicación comunitaria. La definición de comunicación alternativa, más usada en los años 70 y 80, ha ido quedando en desuso.

¿Cuál es su importancia en la actualidad?

   La comunicación comunitaria es de gran importancia en la medida en que puede convertirse en un escenario de participación y de construcción de ciudadanía, al posibilitar la inclusión de aquellos sujetos sociales que por mucho tiempo han sido invisibilizados y no han logrado acceder al ámbito de los grandes y medianos medios de comunicación. En efecto, la comunicación comunitaria permite que las comunidades, los sectores sociales, los grupos locales o los grupos de interés específicos se relaten a sí mismos. Igualmente, constituye un escenario propicio para la exigibilidad del derecho a la comunicación y a la información, establecido en nuestro orden constitucional como un derecho fundamental, estrechamente relacionado con la participación ciudadana.

Algunas características de la comunicación comunitaria

    Los medios de comunicación comunitarios son aquellos que cumplen las siguientes características:

• El medio es propiedad de una asociación sin fines de lucro. • Su gestión y funcionamiento lo lleva a cabo un colectivo ciudadano.

• No existe reparto de beneficios de ningún tipo, y la financiación se destina íntegramente al proyecto.

• La gestión de estos medios de comunicación se realiza de forma participativa y horizontal, sin estructuras jerárquicas en la toma de decisiones. Aunque sí es recomendable que exista diferenciación de roles.

• Tienen como objetivos profundizar la vida democracia, transformar los procesos sociales y hablar de lo que otros medios no hablan.

Funciones de los medios comunitarios

    Los medios de comunicación comunitarias tienen las siguientes funciones:

• Apoyan el desarrollo de luchas y dinamizan corrientes de solidaridad. Sirviendo de herramienta democratizadora de la sociedad. En general están comprometidos con la defensa de sus derechos, comenzando por el derecho a pensar y expresarse libremente. En muchas poblaciones postergadas los medios comunitarios son las únicas voces con las que se cuenta para demandar mejores condiciones de vida.

• Proyectan a nivel internacional las luchas de los sectores populares, a la vez que promueven la participación local.

• Autogestión, planificación y contraloría en lo social y económico.

• Originar el desarrollo local, propiciando la integración local, regional y nacional, que facilite la creación de una estructura de redes sociales, para la consolidación efectiva del país.

• Prestar servicios sociales a las comunidades por medio de actividades en beneficios o intereses de la colectividad.

• En la proyección de la comunidad los medios alternativos tiene como objetivo reunir y contribuir a la movilización de los grupos a favor de proyectos comunes para el desarrollo, es decir, impulsar los procesos de gestión comunitaria.

• Proporcionan una alternativa a las imposiciones del mercado, comprometiéndose con una vocación de justicia social y defensa de la diversidad.