Para comprender el contexto del 9 de julio, tomo I

Publicado el 01 - 04 - 2016

En pos de formarnos en el bicentenario del congreso de Tucumán compartimos este artículo

 

El año pasado, Presidencia de la Nación emitió un decreto que declaraba a 2015 Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres, en conmemoración del congreso convocado por Artigas el 29 de junio de 1815, para proclamar la independencia de las Provincias Unidas de toda dominación extranjera.

Estamos, ahora, a las puertas del Bicentenario del Congreso de Tucumán, por eso desde Formarnos nos proponemos publicar semanalmente un artículo que renueve y nos forme en ese hecho clave de la historia de nuestro país. Publicaremos notas históricas, material audiovisual, historias de mujeres de la independencia, anécdotas y muchas cosas más. Nuestro objetivo es formarnos, también, en historia y sentimiento nacional.

A raíz del congreso convocado por Artigas en 1815, el entonces gobernador de Entre Ríos, escribía en Página 12 a tono de crítica y de revaloración histórica:

 

“Tal declaración se llevó a cabo en el territorio de lo que es hoy Concepción del Uruguay, en el paraje entonces conocido como Villa Arroyo de la China, el 29 de junio de 1815, adonde asistieron delegados de las provincias de Entre Ríos, Las Misiones, Corrientes, Santa Fe, Córdoba y la Banda Oriental, un año antes del Congreso de Tucumán y con el mismo grado de representación territorial, no así política, dado que los contenidos de la declaración de independencia artiguista tenían un fuerte componente emancipatorio, federal y de justicia social que estuvieron ausentes el 9 de julio de 1816. Orgulloso de tener una Presidenta que reivindica y se reconoce en las gestas que pensaron la Patria desde un ideal de libertad, democracia, soberanía y justicia social, y a la vez de ser nacido en las tierras que cobijaron aquel grito de independencia, considero necesario aportar algunas reflexiones desde lo que constituyó la práctica política de Artigas, que dan cuenta de su plena vigencia en estos tiempos para defender y profundizar el proyecto nacional y popular.

Para Artigas claramente la democracia es el gobierno del pueblo, sin delegaciones. El ejercicio de la soberanía popular en sí. En ese marco, el lugar de Artigas como dirigente fue el de sintetizar las demandas emergentes de los intereses populares y nacionales en una estrategia política tendiente a lograr tales intereses desde el ejercicio de una conducción política y militar cuyo poder deviene de la soberanía popular y caduca ante la voluntad popular constituida.

El poder político fue para Artigas una construcción devenida de la práctica política en sí al calor de la lucha por hacer valer los intereses populares y nacionales. Se trata de un poder plural, conformado en un frente social y cultural vasto que se reconoce en las mayorías populares y que tiene en la democracia soberana de base su fuente de origen.

Los pueblos de la región, Uruguay, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Venezuela, luego del reflujo de la hegemonía política neoliberal, se han dado gobiernos compuestos por fuerzas o dirigentes de un claro perfil transformador, con tradiciones en la política revolucionaria o proyectos nacionales y populares.

A doscientos años de la declaración de Independencia por Artigas, el proyecto político artiguista nos interpela desde la historia como actores políticos contemporáneos. Néstor y Cristina nos han marcado el camino en esta sentido y hoy más que nunca, éste es el desafío para nosotros, los militantes y dirigentes de las fuerzas populares de la región."

 

Podés leer la nota completa en:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-271402-2015-04-26.html