El mismo discurso, la misma política

Publicado el 13 - 05 - 2016

Y nuevamente ganan ellos

 

El avance de una nueva forma de hacer y entender la política ya está instalado en nuestra América. Argentina y Brasil, liderando los cambios, sufren los mismos discursos que traerán las mismas consecuencias al ser aplicados a la realidad. Las palabras se repiten: ajuste, sinceramiento, desorden, gasto público, inversión, entre otras. Palabras que serán el germen de otras realidades entre las cuales podemos prever mayor pobreza, nuevos lineamientos internacionales, endeudamiento, primarización de la economía y mayor desigualdad.

Compartimos la nota publicada hoy por Clarín. Sin ningún tipo de análisis se detalla, con menos vergüenza que para el caso Argentino, todas las medidas que pretende tomar el presidente provisional brasilero. El mismo discurso, la misma política y los mismos ganadores. Nosotros, los de siempre, volvemos a perder.

 

El nuevo gobierno de Brasil plantea un urgente control del gasto público

Clarin – 13/05/16 – Por Eleonora Gosman

Primeros lineamientos

Así lo explicó hoy el ministro de Haciendo, Henrique Meirelles. Consideró prioritarias además una reforma laboral y previsional. Y avisó que los programas sociales serán mantenidos, pero con excepciones.

El flamante ministro de Hacienda de Brasil y hombre clave de la gestión interina de Michel Temer, Henrique Meirelles, habló hoy sobre hacia dónde irá ahora la conducción económica del país. Al término de la primera reunión de gabinete, el titular de Economía adelantó que los planes sociales "serán mantenidos". Pero aclaró que "la prioridad ahora es controlar el gasto público" y las reformas previsional y laboral.

Para Meirelles, este "es un momento relevante para el país", en el que la gente "aguarda una acción de cambio en el itinerario de la economía".

"En el momento que estamos viviendo, esta excepción, con caída de la renta y perdida de empleos, afecta la vida de las personas. Entonces tenemos que revertir ese trayecto", insistió en una rueda de prensa en Brasilia.

El ministro explicó que "el punto más importante es la caída de la inversión, que llevó a la caída del empleo y a la capacidad de oferta de la economía, que llevó a un aumento de la inflación".

Para Meirelles, hubo una caída de la confianza de los consumidores. "Los bancos retrajeron los créditos y se deterioró todavía más la actividad económica".

Meirelles, ex presidente del Banco Central durante toda la gestión de Lula (de 2003 a 2010) sostuvo que "el factor principal de la caída de la confianza es la inseguridad en cuanto a la sustentabilidad futura de la deuda a largo plazo".

"Hay que enfrentar esa situación de inmediato", sentenció. "Claro que el efecto no será de corto plazo", aclaró rápidamente. Y llamó al Congreso a "aprobar medidas concretas".

"El problema no es el plazo de la medida sino el plazo de su aprobación. También es preciso que sean consistentes", dijo en un mensaje a los legisladores.

"Vamos con prisa, pero por otro lado debemos tener el aval de que las medidas sean definitivas", exigió el ministro.

El ministro que prometió presentar a su equipo de trabajo el lunes (ya se sabe que Francisco Godoy será el secretario ejecutivo), sostuvo que "muchas de las medidas deben ser aprobadas por el Congreso y es por eso que necesitamos que haya una fuerza en el Legislativo para apurar la aprobación" de las leyes.

--¿Hay que hacer una reforma laboral?

--Lo importante es dejar claro cuales serán las reformas. Exactamente la previsional, es una de ellas y es una necesidad evidente, hay que garantizar la solvencia del sistema. Tiene que ser autosostenible; inclusive por cuenta del equilibrio fiscal. La reforma laboral también es de la mayor importancia, para aumentar la productividad de las empresas brasileñas. En cuanto a la limitación de los gastos, es importante colocar techos de gastos del gobierno federal y del sector público como un todo. Además de eso, hay una serie de otras medidas que estarán siendo estudiadas.

--Usted dijo que serán precisas medidas duras. Entonces, ¿con partidos tan diferentes da para acomodar esas medidas duras dentro de ese arreglo político en el Congreso?

--Dos cuestiones. Número uno: el Congreso refleja la sociedad brasileña, y mi evaluación es que la sociedad brasileña está madura para medidas importantes. Entonces, está lista para oir medidas realistas. El sistema político brasileño funciona con un número de partidos que representan a la sociedad. Este gobierno tiene una capacidad relevante de negociación con el Congreso y creo que seremos eficaces en relación al Congreso. No tenemos hoy el detalle de las medidas. Pero vamos a trabajar con metas nominales para el aumento de los gastos. Es un principio, porque precisamos disminuir la indexación de la economía brasileña.

--¿En cuanto a las medidas paralizadas en el Congreso, serán reaprovechadas, como el sistema tributario?

--Todo será analizado, incluido eso. En cuanto a derechos de la previsión social, la idea es que se respete el derecho adquirido. Pero lo que importa es que el ciudadano y la ciudadana puedan recibir su jubilación. Los programas sociales serán mantenidos. Tenemos algunas excepciones. En cuanto al sistema tributario: el nivel impositivo hoy es elevado en Brasil. Entonces, tenemos que tener como objetivo la disminución del nivel tributario. Como la prioridad hoy es el equilibrio fiscal, entonces en caso que sea necesario un tributo será aplicado, pero será temporario.

Link: http://www.clarin.com/mundo/gobierno-Brasil-plantea-control-publico_0_1576042469.html